El llamado de la Tierra en esta cuarentena

En estos momentos de contingencia en muchos lugares del mundo, todos estamos preocupados por cuidar de nuestra salud y alejar a nuestros seres queridos del peligro de este nuevo virus como lo es el COVID-19. Por lo tanto, el distanciamiento social, la desaceleración del ritmo de vida moderno y la reducción del funcionamiento de fábricas u otras actividades, han permitido dar al planeta un pequeño respiro al planeta.

wuhan

 

Imagen: NASA Earth Observatory. Comparación entre la presencia de contaminantes NO2 en Wuhuan en enero y febrero de 2019 y de 2020.

Este inesperado beneficio para el medio ambiente ha logrado mostrar cambios positivos en estos tiempos de pandemia. La reducción de la contaminación revela hermosas vistas en diversas regiones de todo el globo terráqueo, como por ejemplo en la India donde después de mucho tiempo se logró ver la punta del Himalaya, la montaña más alta y famosa del mundo; así lo prueban las diversas fotografías que circulan por las redes, ya que esta hazaña parecía imposible por los altos niveles de polución de la zona.

 

Punta de la montaña más alta del mundo. Istock

Al implementar la medida de cuarentena para salvaguardar nuestra integridad, observamos una mejora en la calidad del aire en varias ciudades a nivel mundial. El cierre de aeropuertos, la disminución del transporte masivo que funciona a base de combustibles fósiles y otros agentes contaminantes, han develado una recuperación única y un declive en el Dióxido de Carbono CO2.

Los océanos, ríos y lagunas, son otra muestra de ello, y es que recientemente pudimos observar en noticias y sitios web, cómo lucen distintos lugares en su biodiversidad. En Italia, con los canales de Venecia; sus aguas se volvieron cristalinas y se pudo observar algunos peces que volvieron después del cese de turismo por las medidas anteriormente mencionadas.

venecia

 

Imagen © Marco Capovilla, vía Venezia Pulita / Clean Venice en Facebook

En la bahía de Santa Marta, en Colombia las personas en confinamiento desde sus balcones lograron ver delfines en las azules aguas, también llegaron noticias de avistamientos de animales en las calles tales como jabalís, ciervos y diversas aves en otras partes del mundo.

Muchos aseguran que es un respiro pasajero, ya que el daño que tiene nuestro planeta no puede deshacerse en unos días o meses, se requiere gran cantidad de tiempo para lograrlo y es totalmente cierto; sin embargo el llamado que nos está haciendo nuestra madre Tierra es evidente. En pocas palabras en este tiempo de confinamiento sí fue notable un cambio, no se imaginan lo que sería si fuera algo provocado por nuestro sentido de empatía con los ecosistemas de los cuales nos servimos.

Llegó el momento de tomar acciones, este llamado de atención por parte del planeta nos obliga a despertar la eco-conciencia, de movernos. Es obvio que somos un lastre para nuestro mundo y si no unimos esfuerzos para rehabilitar el daño que hemos causado, de alguna forma este nos pasará factura.

Tenemos muchas cosas en nuestra mente sobre el cuidado ambiental, pero nunca las ponemos en práctica, tales como, reciclaje, reforestación, buen manejo de desechos y el ahorro de servicios públicos entre los que podemos encontrar la luz, el agua y el gas; este será el paso más fácil para empezar a contribuir. Que no tenga que llegar otro virus o calamidad para ayudar a mejorar nuestro hábitat, porque para ese entonces ya será demasiado tarde.

Jeison BaqueroColombia. Barranquilla #SoyEcoRedactor
Soy Comunicador Social y Periodista de profesión. Me gusta investigar y también dar mi opinión sobre algunos temas relacionados con el medio ambiente.
Instagram: @jeid.m

marketing-verde.com

Aliados con el medio ambiente, Aliados contigo. Conectamos al consumidor sostenible con las marcas y emprendimientos verdes. @marketingverde_co

Deja un comentario